morosidadDesafortunadamente no es raro que a raíz de un recibo impagado, con o sin razón que lo justifique, o pagado con retraso, el consumidor vea introducidos sus datos personales en un fichero de morosos, sin que se le saque del mismo una vez que la deuda ya no existe.

Por lo general, el consumidor suele enterarse de que consta en tales ficheros cuando solicita un crédito, una hipoteca, etc., viendo denegada su petición por constar como moroso en uno de esos ficheros.

Al tener conocimiento de que se consta en un fichero de morosos, en momentos que, por lo general, son de suma importancia para el consumidor, éste suele sufrir graves daños y perjuicios. Por ello, desde CEACCU pretendemos facilitar las pautas a seguir para que el consumidor sepa cómo actuar en el caso de verse en una situación de esta índole.

¿Cómo puede saber si está en un fichero de  morosos?

En principio, cuando se inscribe a alguien en un fichero de morosos, dicha persona deber ser notificados, a través de un medio fiable que permita acreditar la efectiva realización de dicha notificación (correo certificado, burofax…), por el titular del fichero, en un plazo de 30 días.

Debe efectuarse una notificación por cada deuda concreta y determinada con independencia de que ésta se tenga con el mismo o con distintos acreedores.

Asimismo, también debe informarse al consumidor de la posibilidad de ejercitar sus derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición, en los términos establecidos por la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre.

No obstante, esta obligación legal de comunicación es frecuentemente incumplida por dichos registros (por lo que se pueden emprender medidas legales).

Una buena forma que tiene el consumidor de averiguar si consta en un registro de morosos, es acudir a su banco o caja de ahorros y preguntarles a ellos, ya que ellos tienen fácil acceso a tales registros. Tenga en cuenta que dar tal información no es obligación de su banco o caja, por lo que es importante que le pida el favor a  la entidad de su confianza con la que suela trabajar, ya que de este modo será raro que le pongan pegas.

¿Qué condiciones deben cumplirse para aparecer en un fichero de morosos?

  • Se requiere que exista una deuda cierta y exigible, vigente e impagada por parte de la persona que ha sido introducido en un registro de morosos
  • Que no hayan transcurrido seis años desde la fecha en que hubo de procederse al pago de la deuda o del vencimiento de la obligación o del plazo concreto si aquélla fuera de vencimiento periódico.
  • Debe haber habido un previo requerimiento de pago por parte del acreedor, sin respuesta de pago por parte del moroso.
  • No debe existir prueba documental que anule alguno de los puntos anteriores.

¿Quién puede acceder a la información contenida en el fichero de morosos?

Los datos contenidos en el fichero sólo pueden ser consultados por terceros que quieran conocer la solvencia económica del consumidor; por tanto, sólo se podrá acceder a la información en los siguientes supuestos:

  • Cuando el consumidor mantenga con el tercero algún tipo de relación contractual que aún no se encuentre vencida.
  • Cuando el consumidor pretenda celebrar con el tercero un contrato que implique el pago aplazado del precio.
  • Cuando  el consumidor pretenda contratar con el tercero la prestación de un servicio de facturación periódica.

¿Durante cuanto tiempo pueden figurar los datos en el fichero de morosos?

El pago o cumplimiento de la deuda determinará la cancelación inmediata de todo dato relativo a la misma.

En los restantes supuestos, los datos deberán ser cancelados cuando se hubieran cumplido seis años contados a partir del vencimiento de la obligación o del plazo concreto si aquélla fuera de vencimiento periódico.

¿Cómo se puede salir de un fichero de morosos?

La única forma de salir de los ficheros de morosos es cumpliendo con la deuda, demostrando que ésta no existe y solicitando que tramiten su baja del fichero, mediante este modelo   Ejercicio del derecho de cancelación

En principio el acreedor está obligado a comunicar al fichero de morosos la cancelación  de  la  deuda  en el plazo de una semana. Sin embargo, en su propio interés, es conveniente que el consumidor acredite ante el fichero de morosos la inexistencia de la deuda, aportando la documentación en la cual se pruebe que tal deuda ya no existe (por ejemplo mediante un recibo, un resguardo bancario, una factura…), junto con una copia de su  DNI o NIE.

Si el consumidor decide acreditar la inexistencia de la deuda, aportando la documentación necesaria, debe guardar una copia de dicha documentación en su poder, pues, en caso de que finalmente acuda a los tribunales, necesitará de dicha copia.

El titular del fichero deberá responder a la solicitud de eliminación de sus datos del fichero en los diez días siguientes.

Si pasado dicho plazo de diez días no se ha obtenido repuesta, conviene  presentar una reclamación en la Agencia Española de Protección de Datos (AEPD) adjuntando una copia de los trámites realizados y de la solicitud de baja cursada.

¿Se puede reclamar, y a quién, por constar indebidamente en un fichero de morosos?

Si sus datos han sido introducidos en un fichero de morosos sin haberse cumplido los requisitos necesarios para ello, está en su derecho de reclamar, tanto a la empresa que le introdujo en dicho fichero como al fichero mismo, ya que éste ha incumplido su obligación de corroborar que se daban los requisitos necesarios para introducir sus datos.

De un lado puede reclamar ante la Agencia Española de Protección de Datos para que sus datos sean inmediatamente borrados del registro de morosos.

De otro lado, puede reclamar por la vía judicial, una indemnización por los daños y perjuicios que se le hayan causado. Puede reclamar a la empresa que le introdujo en dicho fichero, cuando ésta le introdujo en el mismo indebidamente, o cuando la empresa no cumplió con su obligación de sacarle del fichero una vez que usted ya había pagado su deuda. Y puede reclamar al fichero de morosos cuando éste no le notificó que sus datos habían sido introducidos en él, o cuando el fichero no cumplió con su obligación de borrar sus datos una vez que su acreedor comunicó al fichero que usted ya había liquidado su deuda.

¿Tengo derecho a una indemnización, si  consto indebidamente en un fichero de morosos?

Si sus datos han sido introducidos en un registro de morosos sin haberse cumplido los requisitos necesarios para ello, y ese hecho le ha supuesto un perjuicio que pueda probar, usted está en su derecho de demandar ante los tribunales una indemnización por los daños y perjuicios sufridos, debiendo demostrar y cuantificar el perjuicio sufrido.

Si el importe a reclamar es por una cantidad inferior a 2000€ no requerirá de abogado ni procurador. Para ello, puede usar este modelo de demanda   Modelo de demanda judicial (reclamaciones inferiores a 2000 €)

Teléfonos  de contacto:

  • Asnef-Equifax . Tf: 91 781 44 00
  • RAI.  Tf: 91 372 92 62
  • CIRBE. Tf: 902 656 281
  • Grupo Interprés (dirige el BDI).. Tf: 91 522 75 00.
  • Dun & Bradstreet.. Tf: 91 377 91 00.
  • Iberinform, Crédito y Caución Tf: 91533 46 00.
  • Agencia de Protección de Datos Tf: 901 100 099.

Por lo general, telefónicamente sólo se le facilitará la información sobre cómo acceder al fichero correspondiente, pero no le facilitarán los datos contenidos en el mismo, que solamente podrán obtenerse conforme a los demás medios de acceso  (que varían según los ficheros).

Legislación de interés:

  • Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.
  • Real Decreto 1720/2007, de 21 de diciembre, por el que se aprueba el Reglamento de desarrollo de la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal.